,

¿Por qué actúas como actúas?

Amor y conexión

¿Cuántas veces te has preguntado por qué no fuiste capaz de impedirlo? ¿Cuántas qué necesidad tenías de hacer esa cosa X, con las consecuencias negativas que luego implicó? O, al contrario, ¿qué fue lo que te motivó a dar el 100% y conseguir el mayor éxito de tu vida? La clave está en las necesidades humanas.

Si alguien trabaja 18 horas al día, sin descanso, es porque tiene una razón para hacerlo. Si una persona intenta suicidarse, tiene una razón para ello. Cuando alguien engaña a su pareja, también la tiene. No intento aquí justificar ningún comportamiento, sino tratar de explicar por qué actuamos como actuamos, para ser más conscientes todos de las motivaciones detrás de esos actos y poder dirigir nuestro foco hacia alternativas que, en vez de un impacto negativo o neutro sobre nosotros o los que nos rodean, tengan un impacto positivo.

Tony Robbins, coach de Barack Obama u Oprah Winfrey entre otros, y orador motivacional, vio que había unos patrones que guiaban las actuaciones de las personas. Una vez que conoces esos patrones que guían tu vida, puedes saber cómo enfocarlos a acciones que te reporten más felicidad en vez de sumirte en más caos.

Todos tenemos los mismos patrones, pero no los valoramos igual. Y es en esa valoración donde está la clave de por qué actuamos así. Tan importantes son estas motivaciones que la gente deja de lado sus metas y sueños solo por satisfacer sus necesidades. Incluso puede dejar de lado sus valores, por satisfacer esas necesidades.

Si cualquier comportamiento, bueno o malo, satisface tres de esas necesidades, te volverás adicto a él. No importa cuánto te perjudique, seguirás cayendo en esa manera de proceder, hasta que no encuentres alternativas que consigan satisfacer esas mismas necesidades.

Las seis necesidades humanas son:

  1. Seguridad
  2. Variedad
  3. Importancia
  4. Amor y conexión
  5. Crecimiento
  6. Contribución

Seguridad

La primera necesidad humana es la necesidad de seguridad. Necesitamos sentirnos que controlamos nuestras vidas y lo que viene después para sentirnos seguros. La necesidad de comodidad básica, de evitar el dolor y el estrés y también de crear placer. Afecta a los riesgos que estamos dispuestos a tomar en nuestra vida (en nuestro trabajo, nuestras inversiones o en nuestras relaciones).

Cuanto más alta sea tu necesidad de seguridad, menos riesgos estarás dispuesto a correr. Puedes buscar seguridad siguiendo un determinado ritual cada mañana. O puedes buscar seguridad en tu pareja. La gente que valora la seguridad por encima de cualquier otra necesidad, se vuelve loca cuando algo cambia, por ejemplo.

Necesidades humanas

Variedad

Ya lo dice el refrán, “la variedad es la salsa de la vida”. ¿Qué pensarías si, de antemano, sabes con certeza todo lo que te va a suceder en el futuro? ¡Qué aburrimiento! Es por eso que necesitamos en nuestras vidas algo de variedad.

Como dice Tony en uno de sus programas de mentoría, déjame que te pregunte una cosa: ¿Te gustan las sorpresas? Si has contestado que sí, ¡te estás engañando! Te gustan las sorpresas que quieres. Las que no quieres, las llamas problemas. Aun así, los problemas también son necesarios para poner algo de fuerza en tu vida. No puedes crecer personalmente si no te enfrentas a esos problemas.

¿Cómo consigues variedad? Aprendiendo algo nuevo. Teniendo una conversación profunda con un amigo. Estableciendo una nueva meta. Pero también puedes conseguir variedad de maneras negativas: emborracharte hasta perder el control, tener una aventura. La cuestión clave es descubrir cómo son tus maneras de conseguir variedad (negativas, neutrales o positivas) y sustituir aquellas que no te dan los resultados que querrías por nuevas que te permitan crecer. Esto es especialmente importante es alguien cuya primera necesidad humana es la variedad. Son personas que, caminando en la mala dirección, pueden caer profundo, pero dirigidos en la buena, pueden alcanzar lo que se propongan.

Importancia

La necesidad de sentirse importante, único, es algo que todos tenemos en un momento dado. A nadie nos gusta la sensación de pasar por la vida sin haber dejado una mínima huella, aunque sea en nuestros seres queridos.

¿Cómo se consigue esa relevancia? Puede ser convirtiéndote en alguien rico. O en alguien con muchas carreras universitarias o muchos idiomas. Puedes ser relevante en redes sociales. Gastar mucho dinero en cosas que realmente no necesitas puede ser una manera de dar significado a tu vida. O conseguir comprar gangas por internet.

Amor y conexión

El amor mueve la vida. Es lo que más necesitamos y queremos. Hay estudios que demuestran que la gente que se siente conectada y querida en una comunidad (sea su familia, sea la iglesia, la que sea) vive más quela gente solitaria. De hecho, la gente que se siente totalmente sola tiene peor salud que un fumador habitual.

Cuando sientes amor, te sientes invencible. Pero si pierdes ese amor, sientes un dolor tan grande que muchas veces buscas conexión con gente, que son las migajas del amor. Puedes sentir completa esa necesidad de amor o conexión mediante la intimidad con otra persona, con un amigo, rezando, andando por la naturaleza. Y, si nada funciona, ¡siempre puedes comprar un perro!

Estas cuatro necesidades son las que Tony denomina necesidades dela personalidad. Todos encontramos maneras de cumplirlas, trabajando más, buscando problemas y compartiéndolos, racionalizando lo que nos pasa. Pero las dos necesidades que faltan son necesidades del espíritu. Son más raras, no todos las cumplimos. Pero cuando las conseguimos satisfacer, llegamos a un estado de realización personal superior.

Crecimiento

Si no estás creciendo, te estás muriendo. Si una relación no crece, si tu empresa no crece, si tú no creces, da igual cuánto dinero tengas en el banco, cuántos amigos tengas, cuánta gente te quiera, que no experimentas una sensación de realización personal.

Contribución

Aunque pueda sonar extraño, el secreto de la vida es dar a otros. Vivimos en una sociedad muy egoísta, que rara vez encuentra tiempo para dedicarlo a otraspersonas. Pero cuando experimentas con ello, te das cuenta que esa sensación de pertenencia, de ayuda a los demás, te lleva a un estado emocional superior. Además, cuando contribuyes a una causa, por pequeña que sea, retroalimentas algunas de las necesidades anteriores, como la necesidad de conexión y amor, o la de diversidad, por hacer algo distinto a lo que habitualmente estás acostumbrado.

El significado dela vida no está en lo que consigues, sino en lo que das.

Espero que, gracias a conocer estas necesidades humanas, en vez de juzgar los comportamientos de la gente, veas los intentos de cumplir sus necesidades. Y cuando la gente hace cosas estúpidas, entiendas que solo lo hacen porque están desesperados por rellenar esas necesidades no cumplidas. Como ahora ya conoces las 6 necesidades básicas, puedes ser más compasivo y empático. Y es una herramienta que puede servirte desde ya para dirigir tu vida de una mejor manera. ¡Ojalá yo la hubiese conocido a tiempo!