Mi lista de la compra saludable

Lista de la compra

Llevo varios posts hablando de pasión, hábitos saludables, conseguir objetivos, pero no quiero dejar de lado escribir sobre alimentación. Yo tengo mi lista de la compra saludable. Los imprescindibles que compro todas las semanas, para estar sano y tener energía. Ya lo he dicho en otras ocasiones: una buena alimentación es clave para conseguir lo que te propongas. Puedes tener clara la dirección en la que quieres ir pero, si no tienes energía, difícilmente conseguirás llegar.

Si quieres tener vitalidad, ¡llena tu despensa con esta lista de la compra!

Por eso, si buscas tener ese sentimiento de que puedes con todo, que tu cuerpo te permite llegar hasta donde quieras, que no desfallece, te voy a proporcionar una lista de alimentos que deberías comer semanalmente, ricos en proteínas, grasas saludables y vitaminas. ¡Allá vamos!

Aguacates

En mi opinión, los aguacates deberían ser una de los cinco alimentos más sanos del mundo. Esta fruta tiene un balance casi único de vitaminas, grasas y proteínas. Regula el nivel de azúcar en sangre, disminuye la inflamación, ayuda en la pérdida de peso y también a ganar masa muscular. ¡Lo tiene todo!

Alubias

Muchos estudios han relacionado comer alubias con protección contra inflamación celular. También contra enfermedades del corazón, ganancia de peso, diabetes, algunos tipos de cáncer. Si es un básico en las dietas de los habitantes de las zonas calificadas como más longevas del planeta, ¡por algo será!

Carne de origen ecológico

El consumo de carne semanal debería ser moderado (1-2 raciones) y siempre tiene que ser de origen ecológico. El ganado se debe alimentar de pastos y poder criarse en libertad, nunca en instalaciones cerradas. Aunque algunos grandes supermercados ya empiezan a tener carnes con sello de garantía ecológico, lo más habitual es encontrarlas en supermercados ecológicos especializados.

Cebollas

Y, en general, cualquier alimento de la familia Allium (ajos, cebollas tiernas, puerros…) son muy buenos porque combaten la inflamación celular, que es la causa principal de múltiples enfermedades degenerativas. Ayudan a preservar los huesos fuertes y también regulan el azúcar en sangre.

Frutos del bosque

Frutos del bosque

En especial, arándanos y frambuesas. Son unos antioxidantes estupendos, que combaten los radicales libres. Además, sirven para combatir el cáncer de pecho, próstata, instentino y estómago, como muestra este estudio.

Frutos secos

Un estudio que se publicó en el Journal of the American College of Cardiology, por ejemplo, mostraba cómo un consumo sostenido de los frutos secos más sanos estaba asociado con un menor riesgo de enfermedades coronarias.
Otros estudios también han demostrado resultados muy sorprendentes respecto de la protección contra el cáncer que nos proporcionan los frutos secos.
Los mejores frutos secos que puedes consumir son: Almendras, anacardos, avellanas, cacahuetes, nueces, pistachos.

Frutos secos

Hummus

Hecho en casa, el hummus es uno de los alimentos más sanos que puedes comer. ¡Yo lo tomo casi a diario! La típica receta de hummus incluye garbanzos, aceite de oliva, ajo, zumo de limón, sal marina y tahini. Te proporcionará proteínas de calidad, te ayuda a combatir enfermedades. También combate la inflamación y protege el corazón y los huesos.

Pescado de pesca extractiva

Comer pescado de calidad y sano cada vez es más difícil. Por un lado, deberías evitar cualquier pescado que se haya criado en piscifactoría. Estudios demuestran que el incremento de pescado criado en granjas en nuestras dietas ha traído consigo un incremento de la inflamación en nuestros cuerpos. Por otro lado, la mayoría de los peces que viven en el mar, debido a la contaminación de los océanos, tienen grandes dosis de mercurio y otros metales pesados en sus cuerpos. Te puedes imaginar, por eso, que no es muy recomendable consumir pescado en gran cantidad. Los pescados que yo compro son salmón de Alaska, caballa del Atlántico y sardinas provenientes del Pacífico. No son fáciles de conseguir, ni baratos. Por eso, no los consumo más de una vez por semana.

Semillas

Las principales semillas que tomo semanalmente son calabaza, cáñamo, chía, girasol, lino y sésamo. Son una gran fuente de Omega 3, que ayuda a reducir el colesterol. Tienen gran cantidad de fibra y vitaminas. Son antioxidantes.

Setas

Setas

Las setas son un fijo también de mi alimentación por su efecto antioxidante y por su capacidad de combatir células cancerígenas. En la medicina china se usan desde hace milenios. Mis clases favoritas son shitake, reishi (se puede encontrar en polvo), portobello y champiñones.

Verduras de colores

Aquí entraría toda verdura que no sea de hoja, como pimientos, calabaza, calabacín, brócoli, coliflor, bimi, berenjena, pepinos, col morada, chirivía, zanahoria, boniato, remolacha. Intento comprarlas ecológicas, sobre todo aquellas que son más susceptibles de contener muchos pesticidas e insecticidas. Son el mejor aporte de vitaminas que existe y ayudan a regular la glucosa en sangre. La mayoría contiene grandes dosis de antioxidantes.

Verduras de hoja verde

En esta categoría parte están todas las verduras de hoja, incluidas algas, tales como lechuga, perejil, col rizada, berros, canónigos, espinacas, kale, pak choi, rúcula, espirulina, chlorella. También contribuyen a regular la glucosa en sangre, contienen vitaminas en gran cantidad. Son beneficiosas para el corazón.

Como ves, no he hecho mención en mi lista de la compra a ningún tipo de hidrato procesado, en especial harinas de trigo, ni a lácteos. Son los alimentos que más inflamación causan y deberías evitarlos siempre que puedas. ¡No te faltarán opciones y combinaciones con la lista que te he proporcionado arriba!

Cuando quiero algún capricho saludable, me gusta comer dátiles o plátanos, siempre vigilando no tomarlos más de tres o cuatro veces por semana. Se podrían añadir a la lista de la compra, pero ¡ojo con que se conviertan en un dulce placer diario!

Si tienes alguna duda o quieres alguna receta saludable, ¡solo tienes que escribirme!